Generar facturas electrónicas, no debe ser complicado

Además del pago de los impuestos, los contribuyentes tenemos otras obligaciones fiscales que no deben ser tomadas a la ligera: generar facturas electrónicas.

Esta obligación (por supuesto) va encaminada hacía la persona que recibe el ingreso. Sin embargo la autoridad prevé que la persona que realiza el pago o le realicen una retención de contribuciones está obligado a solicitarlo.

Esto de acuerdo nuestra legislación mexicana las personas que realicen actos o actividades, perciban ingresos o retengan contribuciones deberán emitir mediante documentos digitales a través de la página de Internet del SAT1. Las personas que adquieran bienes, disfruten de su uso o goce temporal, reciban servicios o aquellas a las que les hubieren retenido contribuyentes deberán solicitar el comprobante fiscal respectivo.

Además de que este documento va muy ligado con la obligación de presentar declaraciones de impuestos por supuesto, pues son en gran medida, el elemento inicial para tomarse en cuenta a la hora de presentar nuestras declaraciones de impuestos a través de la página del SAT.

Generar facturas electrónicas no debe ser tan complicado

Esta obligación existe sin importar el monto de la operación, es decir, basta con que un cliente lo solicite (y entrega su información fiscal), el vendedor está obligado a generar factura electrónica por dicha operación.

Sobre eso, es muy común encontrarse con que los contribuyentes no quieren emitir el comprobante en operaciones inferiores a $ 100.00 MXN2.

Esa “limitante” aplica únicamente en aquellas operaciones en las que el cliente no solicita factura. Ya que, si la operación sobrepasa de esta cantidad entonces el vendedor está obligado a emitir un comprobante al público en general, utilizando el RFC XAXX010101000, de lo contrario puede agrupar varias ventas en una sola y expedir una de forma global ya sea diaria, semana o hasta mensual (y en el caso de los del RIF hasta bimestral).

Así sea un $1.00 MXN, el vendedor obligado a emitir el CFDI si el cliente lo solicita.

Compartir esta frase

De hecho, esta situación ha tenido mucho de qué hablar en esta semana, cuando se dio la noticia de una acción por parte del SAT donde llevó a cabo la clausura de un establecimiento de venta de “gorditas”.

Así como lo lees, la autoridad está siendo muy meticuloso en la obligación de generar facturas electrónicas.

Multa por no expedir comprobantes fiscales

La multa por no expedir comprobantes fiscales va desde los $ 13,570.00 a los $ 77,580 y en caso de reincidencia la clausura del establecimiento del contribuyente por un plazo de 3 a 15 días, y en el caso de los contribuyentes autorizados para recibir donativos deducibles la revocación de dicha autorización.

Para el caso de los contribuyentes del RIF son un poco mas “accesibles” ya que la multa por no expedir comprobantes fiscales va desde los $ 1,210.00 a los $2,410.00 aplicando también la posibilidad de clausurar el establecimiento por el mismo plazo.

Esta práctica en México es muy común ya que se toma muy a la ligera, sin tener en cuenta que el SAT cuenta con la facilidad de recibir denuncias a través de su página de Internet. Procedimiento que debería ser más eficiente, pero bueno por algo se empieza.

Para denunciar a un contribuyente que no te ha expedido un comprobante fiscal, debes hacerlo a través de su página de Internet. Te pedirán datos de la ubicación del local o establecimiento (y es ahí donde digo que no es tan sencillo ya que no se tienen todos los datos a la mano).

Procedimiento para emitir comprobantes fiscales

Procedimiento para emitir comprobantes fiscales

Paso #1 – El proceso inicia cuando el comprador (cliente) solicita la factura y da sus datos fiscales. Es importante considerar que el requisito para hacer deducible o acreditar el impuesto trasladado de un comprobante es con el RFC.

Sin embargo existen algunos proveedores que por control interno solo emiten facturas cuando el contribuyente presenta la información de forma completa lo cuál en cierto modo incluir correctamente nuestra información nos beneficia como receptores del comprobante.

Para ello considero recomendable imprimir nuestros datos fiscales, mismos que para evitar errores podemos obtenerlos a través de la Constancia de Situación Fiscal.

Paso #2 – Luego de que el vendedor recibe los datos del RFC, este los ingresa a su plataforma de Facturación.

Paso #3 – Esta plataforma puede ser la del SAT o la de un tercero, y dependiendo del proveedor que haya elegido deberá incorporar su certificado de sello digital al momento de ingresar sus datos de emisor.

Durante este proceso, el emisor solo debe preocuparse por la incorporación de los datos de la operación:

  • Datos fiscales del cliente.
  • Cantidades, descripciones e importes de cada uno de los productos o servicios.
  • Información adicional como:
    • Plazos y condiciones de pago.
    • Correo electrónico para el envío del comprobante fiscal en su formato XML.

Fuera de eso, la aplicación que haya elegido previamente se encargará de realizar el proceso de certificación (timbrado) en el que el proveedor o el SAT valida que la información incorporada en el documento electrónico vaya acorde con lo establecido en el Anexo 20, y en caso de ser un PAC, de enviárselo al SAT y de regresarlo al emisor para que obtener el CFDI ya con sus respectivas cadenas y sellos de validación así como una representación impresa.

Paso # 4 – Una vez realizado lo anterior el vendedor deberá hacer entrega física (representación impresa), o de poner a disposición del cliente del comprobante fiscal ya sea a través de una página de Internet o del envío del comprobante a su correo electrónico o de cualquier otro medio de almacenamiento que mejor se ajuste para ambas partes.

Solicitarle al cliente que el mismo genere la factura, ingresando sus datos fiscales a través de una aplicación en línea es considerado una práctica fiscal indebida ya que el contribuyente (emisor) no está cumpliendo con una obligación de emitir comprobantes fiscales, sino que se la traslada al cliente3.

El SAT considera una práctica fiscal indebida que el cliente tenga que generar el CFDI a través de un portal.

Compartir esta frase

Paso #5 – Una vez el comprador reciba su comprobante fiscal, esta obligado a conservarlo durante el plazo que le obliguen las leyes fiscales.

Esta conservación va de la mano con la verificación de dicho documento en su formato electrónico. Esta verificación se podrá realizar a través de la página de Internet del SAT.

Generar facturas electrónicas a través de nuestra aplicación

generar-comprobantes-fiscales-con-nuestra-app

Con nuestra aplicación, generar facturas electrónicas es bien sencillo.

  1. Damos clic en “emitir factura” y seleccionamos el emisor.
  2. Seleccionamos el cliente de nuestro catálogo.
  3. Configuramos los datos de la factura: serie, fecha de expedición, moneda y tipos de cambio, formas y métodos de pago.
  4. Seleccionamos el producto o servicio que vamos a facturar. Si es necesario podemos modificar la descripción o precios del producto o servicio.
  5. Revisamos los datos e importes y damos clic en timbrar.

En automático, tú y tu cliente recibirán una copia del comprobante fiscal. Además de que podrás imprimirlo si así te lo solicita.

Así de sencillo, en pocos pasos estarás cumpliendo con la obligación de emitir comprobantes fiscales y evitándote multas innecesarias.

Y lo mejor de todo es que no importa en dónde te encuentres ya que la aplicación se encuentra en completamente en línea permitiéndote movilidad y total independencia respecto de la plataforma a utilizar ya que es compatible con todos los sistemas operativos y dispositivos móviles.

Planes y paquetes

Precios con IVA incluido.

Se aceptan pagos con tarjeta de crédito pagando con Paypal

Contamos con planes de acuerdo a sus necesidades, y el costo por timbre inicia desde los 2.00 c/u y va disminuyendo conforme aumenta la cantidad de timbres adquiridos.

Nuestra aplicación es totalmente en línea se encuentra actualizada para cumplir con los requisitos que solicita el SAT.

Regístrate hoy mismo y evita multas innecesarias.

Registrarse ahora

Recibe 25 timbres de regalo.

Generar facturas electrónicas a través de la página del SAT

generar-comprobantes-fiscales-con-sat

  1. Ingresamos a la página de internet del SAT.
  2. Damos clic en “Facturacion electrónica”.
  3. Ingresamos nuestro RFC y contraseña, y damos clic en “generar factura”.
  4. Ingresamos los datos del cliente y los datos de cada producto o servicio (Esto lo haremos cada vez que deseemos generar una factura).
  5. Verificamos que todos los datos se encuentren correctos y procedemos con el timbrado de la Factura.
  6. Ingresamos nuestra firma electrónica (certificado y llave pública) y la contraseña de dicha llave.
  7. Generado el comprobante lo descargamos y se lo entregamos al cliente ya sea vía impresión o por correo electrónico.

Costo por timbre: $ 0.00

Si bien es cierto que la facturación es completamente gratuita a través de la página del SAT, el procedimiento es un poco más extenso y laborioso ya que deberás ingresar siempre los datos en cada operación ya que no te permite guardar un catalogo para después seleccionarlo.

El acceso a la aplicación es también otro factor muy relevante ya que es necesario contar con ciertos requisitos técnicos como son: navegador que soporte la consola Java (para ingresar la FIEL).

Y por último, ya generado el comprobante fiscal debemos descargar a nuestro equipo la representación impresa para entregarla en el momento en que el cliente lo solicite o adjuntarla y enviarla por correo electrónico bajo el método tradicional.


1 Artículo 29 del Código Fiscal de la Federación.

2 en el caso de los del RIF el monto mínimo es hasta 250.00 por operación.

3 Criterio no vinculátivo (01/CFF) publicado el 17/10/2014.

Mas contenido

Menú de cierre