fbpx

Corrección de errores en la contabilidad electrónica – NIF B1

Al realizar la corrección de errores en la contabilidad, debemos observar lo que las Normas de Información Financiera establecen al respecto en la NIF-B1.

Todos en algún momento hemos llevado acabo alguna corrección de errores en la contabilidad. Mas considerando que ahora, gracias a nuestros sistemas electrónicos para procesar la información nos lo permiten con mayor facilidad.

Antes de realizar estas modificaciones para corregir algún asiento contable, debes observar lo que la NIF-B1 de las Normas de Información Financiera establecen al respecto.

NIF B1 - Corrección de errores en la contabilidad

Desde que la contabilidad se lleva a través de sistemas electrónicos, y no a mano como antes sucedía, el registro y la manipulación de la información se volvió forma mucho mas rápida y eficiente.

Esto permite que realizar una corrección a los errores en la contabilidad sea muy fácil, pues vas directo al registro en cuestión y lo modificas, eliminas o ajustas según se trate.

Caso contrario a cuando los registros eran a mano y con tinta, donde una corrección se debía hacer a través del clásico «registro en rojo» para darle el efecto contrario al del registro inicial y eliminarlo de forma total o parcial para mostrar la información lo mas cercano a la realidad de la empresa.

Este tipo de errores se presenta por cuestiones meramente inconscientes o porque la naturaleza de la operación se podía dar a malas interpretaciones con el transcurso del tiempo o simplemente porque una operación puede cambiar durante el tiempo que se extienda por mas de un período contable.

Ahora bien, ya que tendremos la obligación de enviar la información contable a través de la página del SAT, este tipo de errores es muy probable que sigan ocurriendo muy a menudo.

Hasta ahora, sabemos que (como el caso de las declaraciones de pago e informativas) podremos enviar mas de una vez la información respecto de un período contable.

Es decir, podremos enviar complementarias de la contabilidad para emendar un error contenida en la información contable.

Y dado que no nos están limitando a un número determinado de envíos, lo que se puede inferir es que la autoridad tomará como válida la última información enviada, y en ese sentido podrás enviar la información contable cuantas veces te sea aceptada.

Sin embargo, si tomamos en cuenta ese detalle, los resultados de un período influyen directamente en los períodos siguientes, y hacer esto sería practicamente una tarea muy complicada.

Recordemos que la finalidad de la contabilidad es la de presentar y revelar la información del ente económico lo mas apegada a la realidad posible y de este modo apreciar la información financiera cómo si el cambio nunca hubiera existido o el error no hubiera ocurrido.

Se entiende por error en la contabilidad, aquellos derivados de errores aritméticos, de aplicación incorrecta de normas particulares, omisión o mal uso de la información que sirvió de base para el reconocimiento contable.

En ese sentido, para la corrección de errores en la contabilidad podemos identificar dos tipos:

  • Corrección de errores de aplicación retrospectiva
  • Corrección de errores de aplicación prospectiva

Es el reconocimiento del efecto de un cambio contable o de la corrección de un error, en períodos anteriores a la fecha en que se esto ocurre, como si el tratamiento o reclasificación adoptado siempre se hubiera aplicado o el error no hubiera ocurrido.

En otras palabras, lo que haces es generar la información contable y enviarla nuevamente a través de una complementaria (práctica común).

En CONTPAQ i® Contabilidad esta opción se deberá definir dentro del campo «Tipo de Envío» en la opción Contabilidad electrónica.

Esta información vendrá en la balanza de comprobación en el nodo TipoEnvio el cual es un valor de naturaleza requerida y permite los valores «N» para Normal y «C» para Complementaria.

Es el reconocimiento, en el período contable actual y en períodos futuros, del efecto de un «cambio contable» a partir de la fecha en la que esta ocurre.

Aquí viene la relevancia de este tipo de corrección de errores en la contabilidad, pues, de no ser de importancia relativa1 un error puede ser corregido en el siguiente período contable sin la necesidad de presentar de manera total todos y cada uno de los períodos que afecte.

En este sentido, para el caso de aprovechar los enunciados de esta Norma, podemos hacer uso de este tipo de correcciones, pues bastará con registrar en sentido contrario a la operación que le dio origen a dicha partida.

De ahí la importancia también de la correcta definición de las guías contabilizadoras2 pues será a través de ellas que podemos definir la acción a tomar para enmendar el error de la información.

Por ejemplo, en una ocasión, con un contribuyente nos comentó que un cliente le depositó a la cuenta bancaria por error en un período mientras que en el siguiente mes el cliente se percató y nos solicitó el reembolso por la cantidad en cuestión.

Al principio, nosotros por instrucción del contribuyente le dimos efecto contable como si se tratara de un anticipo de los clientes para una compra futura.

Registro inicial

Si hubiésemos estado en el supuesto de tener que enviar la información contable a la autoridad por ese período contable, en el mes siguiente donde se realizó el reembolsó tendríamos que deshacer esa partida realizando el registro contable correspondiente que le de el efecto contrario.

Es decir, disminuir el saldo en ambas cuentas.

Corrección de errores en la contabilidad al registro inicial

Registros contables en rojo

Quizás te estés preguntando el por qué tuvimos que realizar el asiento contable (Anticipo de clientes) abonando en rojo.

Lo del color en rojo, ya es cuestión visual para identificar que la operación es en sentido contrario a la naturaleza de la cuenta contable.

Cuando se tienen bien definida la naturaleza de cada una de las cuentas sabremos en qué momento se carga o se abona una cuenta contable.

En este sentido podríamos decir que la cuenta de BANCOS se carga de las entradas de efectivo y se abona de las salidas. En el caso de la cuenta de ANTICIPO DE CLIENTES se abona del aumento de las cantidades recibidas de los clientes a cuenta de una compra futura y se carga cuando se hagan las aplicaciones por una compra efectuada.

Es decir, podríamos haber cargado en esta última cuenta y sería exactamente el mismo efecto al final (aritméticamente hablando), disminuir el saldo de la cuenta de los anticipos de clientes, pero al pedir un reporte auxiliar de los movimientos de esta cuenta estaríamos ahorcándonos solos pues la autoridad sospechará que eso pudo haber sido una venta concretada y por ende reclamará los impuestos en cuestión.

Los ajustes relacionados con las estimaciones contables, tales como estimaciones de cuentas incobrables e inventarios obsoletos y de lento movimiento, no son considerados como corrección de errores en la información financiera.

Esto porque dada su naturaleza su variación es considerada normal dentro de un proceso continuo contable de cualquier entidad.

Claro que en el momento en la autoridad sospeche de algo, bastaría con aclararle el origen de esa disminución, siendo un reembolso y no una aplicación de saldo (venta perfecta).

Pero siguiendo la normatividad contable debemos respectar el código de trabajo registrando la contabilidad de tal forma que quien quiera que llegue con los conocimientos necesarios la pueda entender sin la necesidad de que uno esté ahí presente para explicársela.


Ahora ya sabes cómo realizar correcciones de errores en la contabilidad cuando estos sucedan y que repercuten directamente en toda la información que estamos procesando e informando continuamente a la autoridad fiscal.

Si el contenido de esta publicación te ha sido de utilidad, no olvides compartirlo en todas tus redes sociales, esto ayudará a que mas personas estén enteradas de llevar acabo esta clase de correcciones.

  1. Importancia relativa: Definida dentro de la NIF A-4 «Características cualitativas de los Estados Financieros» que, en resumen nos indica que será dependiendo de la entidad económica y del monto que pueda afectar de manera significativa la información contenida en los Estados Financieros se deberá considerar como importante o no su consideración.
  2. Guía contabilizadora: Documento interno en el que se definen los significados de las cuentas de nuestro catálogo, la naturaleza de las mismas, de qué serán cargadas y/o abonadas.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Me gustaría recibir mas información sobre este tema de la corrección de errores, o en su caso asesoría.

    1. Hola Joan, te he enviado un mail para ponernos de acuerdo.

      ¡Saludos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú

Suscríbete

Únete a los 8K+ suscriptores que ya lo hicieron y no te pierdas ninguna de nuestras publicaciones.

Descuida, odiamos el SPAM tanto como tu.