Cancelar un Comprobante Fiscal en el 2017

Ya sea porque nos equivoquemos al generar un comprobante fiscal o simplemente porque no se llevará acabo la operación como lo habíamos pactado, el algún momento hemos tenido la necesidad de cancelar un comprobante fiscal.

en esta ocasión vamos a hablar un poco acerca de esto, de las opciones que tenemos para hacerlo y sobre los cambios que han surgido entorno a este tema a partir de este año.

Sea cual sea la aplicación que utilices, gratuita o de pago, lo más seguro es de que dentro de la misma cuentes con la opción de cancelarlo de manera directa, sin tener que realizar mas que un par de clics.

Aun así, en ocasiones al cancelar un comprobante fiscal no se realiza la conexión de manera correcta entre nuestra aplicación y la base de datos de la autoridad, y es entonces que debemos acudir al método manual para cancelar un Comprobante Fiscal directamente desde la página del SAT.

Este procedimiento también aplica si utilizamos la opción gratuita que proporciona por el mismo SAT para emitir comprobantes fiscales.

Procedimiento para un Comprobante Fiscal a través de la página del SAT

Paso #1. Ingresamos a la página de Internet del SAT y nos dirigimos al menú Trámites. Luego nos dirigimos al menú Facturación Electrónica seleccionando la opción Consultar, cancelar y recuperar.

Paso #2. Ingresamos nuestras credenciales de acceso, podemos ingresar con nuestra Firma Electrónica o con nuestra Contraseña. Sin embargo es importante tener en cuenta que para llevar acabo esta acción mas adelante necesitaremos de nuestra Firma Electrónica.

Paso #3. Nos dirigimos al apartado de los comprobantes emitidos. Aquí tenemos dos opciones búsqueda para filtrar los comprobantes que deseamos cancelar. Si cuentas con el folio fiscal lo ingresamos en este campo y damos clic en “Buscar CFDI“. Esta sería la opción es la mas segura ya que nos aseguramos de cancelar el comprobante que realmente debe ser cancelado.

Comprobante Fiscal a través de la página del SAT

Marcamos la casilla que se encuentra al lado del único resultado y damos clic en “Cancelar seleccionados”.

Paso #4. Ingresamos el certificado de sello digital con el que hemos timbrado el comprobante o en su caso el de la Firma electrónica y damos clic en “Continuar“.

Si hemos ingresado correctamente nuestra información, la cancelación será exitosa y con ello tendremos un acuse de cancelación el cual podemos guardar si así lo deseamos.

Este acuse lo puedes recuperar después al realizar una consulta en tus comprobantes fiscales.

También podemos realizar la cancelación masiva de varios comprobantes a la vez, y para ello en el paso #3 debemos seleccionar por fecha de emisión en el filtro de búsqueda.

El procedimiento es el mismo, sólo que en esta ocasión podemos seleccionar mas de un comprobante a cancelar.

Cancelar un Comprobante Fiscal en 2017

Ahora, seguramente ya has escuchado o leído por ahí, que para este año se incluyó un cambio en relación al tema de cancelar un comprobante fiscal.

Esta cambio incluye la autorización por parte del contribuyente receptor para llevar acabo dicha acción.

Y surge al adicionar un cuarto y quinto párrafo al artículo 29-A del Código Fiscal de la Federación publicado en el DOF el pasado 30/11/2016, para quedar de la siguiente manera:

Artículo 29-A

Los comprobantes fiscales digitales por Internet sólo podrán cancelarse cuando la persona a favor de quien se expidan acepte su cancelación.

El Servicio de Administración Tributaria, mediante reglas de carácter general, establecerá la forma y los medios en los que se deberá manifestar dicha aceptación.

Es decir, que ya no sólo basta con que el contribuyente emisor realice la cancelación a través de su aplicación o desde la página del SAT.

Esto por supuesto que causó un poco de desconcierto, pues a simple vista pudiera parecer una medida ideal para evitar que nos cancelen comprobantes fiscales sin nuestra autorización.

No se si recordarán, que el año pasado, la autoridad implementó un programa piloto en el que vía buzón tributario se nos notificaba sobre la cancelación de los comprobantes expedidos a nuestro favor, nada mas que había un pequeño detalle: te avisaba casi un año después.

Para ese entonces ya los habíamos contabilizado, considerándolos como deducción para el ISR y en el tema del IVA ya habíamos llevado acabo el acreditamiento.

Por suerte, en mi caso se trataban de comprobantes que habían sido cancelados y que por obvias razones no los consideré en su momento.

Pero como hemos visto, en el procedimiento para cancelar un Comprobante fiscal podemos equivocarnos y cancelar algunos de manera indebida o por error, ocasionando conflictos en perjuicio de receptor, que bien los puede estar considerando como válidos.

Ante esto surgieron aún mas inquietudes:

Por ejemplo, lo fastidioso que sería el cancelar un comprobante fiscal por el simple hecho de habernos equivocado al ingresar los datos, otra inquietud era la de quién iba a autorizar la cancelación de los comprobantes emitidos al público en general, o si el RFC estaba mal digitado quién iba a autorizar la cancelación si se trataba de un registro inexistente o si por alguna razón coincidiera con el de otra persona tener que esperar a que esta nos autorice la cancelación sin siquiera conocerlo, es mas sin siquiera tener cómo contactarlo de manera directa.

O en el caso de la nómina tener que pedirle a cada uno de nuestros empleados que nos autoricen la cancelación si cometemos un error al timbrar los recibos, y así un sin fin de situaciones con las que nos encontramos quienes estamos encargados de esta labor.

Para esto la autoridad a través de las reglas de Resolución Miscelánea Fiscal para este año1, estableció una serie de supuestos en los que estamos exentos de solicitar la autorización por parte de los receptores para cancelar un Comprobante Fiscal.

Y son los siguientes:

  • En los comprobantes fiscales de ingresos cuyo monto no sobrepase los $ 5,000.00 MXN (obviamente incluidos los impuestos).
  • Los que se realicen por concepto de nómina, de egresos o de traslado.
  • Los que se expidan a contribuyentes del RIF.
  • Los que se expidan a través de la aplicación “Factura Fácil” de la herramienta “Mis Cuentas”.
  • Los que amparen retenciones e información de pagos (complemento de pagos).
  • Los que se realicen al público en general, ya sea nacional o extranjero.
  • Cuando la cancelación se realice dentro de las 72 horas siguientes a su expedición.

En relación a este último punto, si el contribuyente receptor no atiende la solicitud de cancelación dentro de las 72 horas siguientes se entenderá como confirmada2, aclarando que dicha solicitud se deberá realizar a través del Buzón Tributario.

Esto viene a poner un poco mas relajado el tema de la cancelación de los comprobantes, ya que si bien es cierto que ahora tenemos que solicitar la autorización a través del buzón tributario esta simplemente se da por confirmada por el hecho de que transcurran las 72 horas.

Es decir, quedamos mas o menos en las mismas con la ventaja de que ahora como receptores, tenemos la posibilidad de estar enterados sobre los comprobantes que nos quieran cancelar y poder actuar a tiempo en caso de que se trate de un error.

Con estas facilidades se da respuesta a la gran mayoría de las inquietudes que teníamos anteriormente en relación a este tema y nos damos cuenta que la autoridad al final supo dar una simplificación mucho mas efectiva.

Ya por último, también debemos considerar la Fracción I del artículo Sexto de las disposiciones transitorias que fueron incluidas en la misma reforma, pues nos dice que en relación a los dos nuevos párrafos antes mencionados entrarán en vigor a partir del 1ero de Mayo de 2017.

[1] Regla 2.7.1.39 de la RMF para 2017

[2] Regla 2.7.1.38 de la RMF para 2017

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú